Homenaje a la muerte

Homenaje a la muerte

“Para sentir la vida no hay que olvidarse que existe la muerte, que se puede estar muerto en vida, que se siente con el cuerpo y la mente” – Mario Benedetti. La vida está llena de ciclos y la vida es un ciclo mismo y hay que aprender a entender que el tiempo no es lineal, que no somos nuestro cuerpo, y que todo principio, tiene un nuevo comienzo. A veces morir es sanar y la muerte de unos nos ayuda a vivir a otros. “Si saltas vives, pero hay que saltar pa’ dentro” – Vivimos cuando entendemos que el fin no existe, que la muerte es una trascendencia, una transmutación, un proceso en el que el cuerpo cambia de forma y volvemos a casa, a la fuente. En la que recordamos todo y… Volvemos a empezar. No hay que olvidar que la vida es como un juego y que el Universo es inmenso, pensar que solo esta vida tenemos es en mi opinión tener una perspectiva muy corta. Mientras haya algo desconocido, habrá siempre un mundo de posibilidades. Esta obra es un homenaje a la muerte, a la maestra que nos enseña a cerrar ciclos, a soltar, la maestra que deja evidencia de que lo único seguro en esta vida, es que todo cambia y que los tiempos siempre son perfectos.

Medida: 140x130cm | Técnica: Óleo y encáustica sobre lienzo

Ver más obras